Menu
Home (R2)Acerca de la IARUOrganización e HistoriaHistoria de la IARULa Unión Internacional de Radioaficionados (IARU) por W1RU

La Unión Internacional de Radioaficionados (IARU) por W1RU

por Richard Baldwin, W1RU
Presidente de IARU — principios de 1993

A lo largo de su vida, la IARU ha estado fuertemente influenciada por dos factores — por una parte por el apoyo y dirección proporcionados por la ARRL y por otra parte por el curso de eventos en la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Este documento es una amplia visión de esas relaciones y del efecto que ellas han tenido sobre la radioafición internacionalmente.

(En los párrafos que siguen se hace referencia frecuente a “ARRL” y “IARU” — en cada caso, es a la organización a que se hace referencia. O sea, ninguna acción, ninguna decisión, por la “ARRL” fue hecha sin el apoyo y aprobación expresos de la Junta Directiva de la ARRL. Se hace referencia ocasional a personas y en cada caso, esas personas estaban desempeñando políticas que habían sido conocidas y aprobadas por la Junta Directiva de la ARRL).

Historia

Fundación de la ARRL

En 1914, Hiram Percy Maxim quería enviar un mensaje por radioaficionados desde su estación en Hartford a un amigo en Springfield, Mass. pero en esos días el DX era solamente unas cuantas millas, y Springfield estaba demasiado lejos para contactarlo directamente. Así que el Sr. Maxim relevó el mensaje por medio de otra estación de radioaficionado en Windsor Locks, la mitad del camino entre Hartford y Springfield. El Sr. Maxim era de esas personas únicas que podían ver más allá de un evento aislado y percibir una imagen más amplia, y la imagen que él vio fue la de una red a nivel nacional de estaciones de radioaficionado relevando mensajes. El convenció al Hartford Radio Club del valor de su visión, y nació la American Radio Relay League.

Fundación de la IARU

En 1921, los transmisores de chispa estaban siendo reemplazados por transmisores a tubos (C.W.) y los radioaficionados descubrieron las ondas cortas. El DX se hizo una realidad, se estaban haciendo QSOs a través del Atlántico y a través del Pacífico, y la radioafición se volvió internacional. No había regulaciones internacionales de radio en ese momento, no había prefijos internacionales, y así, los radioaficionados mismos adoptaron voluntariamente un sistema de prefijos que indicaría el continente y el país de un radioaficionado que estaba trasmitiendo.

Una vez más, el Sr. Maxim percibió que necesitaba haber algún tipo de organización para unir a los radioaficionados internacionalmente, y bajo su liderazgo la Unión Internacional de Radioaficionados fue organizada formalmente en abril de 1925.

La Conferencia de Washington de 1927

Los cambios en tecnología — transmisores de tubos, modulación de amplitud de voz, el uso de frecuencias más altas — se combinaron todos ellos para crear literalmente una explosión en el uso del espectro de radiofrecuencia. Aunque los países individuales estaban comenzando a controlar el uso del espectro en alguna medida, no había coordinación universal, no había regulaciones internacionales de radio.

Había habido algunas conferencias inalámbricas tempranas en 1903, 1906 y 1912, pero éstas trataron casi exclusivamente con problemas centrados alrededor del uso de la radio por barcos y estaciones costeras. Los 15 años entre 1912 y 1927 habían producido tantos cambios, tanto en tecnología como en el uso del espectro, que una conferencia internacional de telecomunicaciones fue convocada para Washington en 1927.

En retrospectiva, la conferencia de Washington de 1927 fue un esfuerzo notorio. Creó el marco de la regulación internacional de radio que existe aún hoy en día. Tuvo que reconocer y considerar una multitud de servicios de radio, incluyendo el servicio de radioaficionados. Fue en esta conferencia que la radio afición fue reconocido y definida internacionalmente por primera vez. Bandas de frecuencias relacionadas armónicamente fueron asignadas a los diversos servicios de radio, incluyendo el servicio de aficionados.

Aunque la IARU había sido organizada en 1925 y aunque una de sus metas y objetivos era la representación del servicio de radioaficionados en conferencias internacionales, no estaba realmente funcionando en ese rol en 1927. Y aunque hubo varios radioaficionados presentes en la conferencia de 1927, mucho del crédito por el éxito de la radioafición en esa conferencia debe ir a los dos representantes de la ARRL — Hiram Percy Maxim, su presidente, y Kenneth B. Warner, su Secretario y Gerente General.

El concepto regional adoptado por la UIT

Una de las suposiciones básicas de la conferencia de Washington fue que cada servicio (aficionados, marítimo, etc.) tendría sus propias asignaciones exclusivas a nivel mundial. Sin embargo, el uso de la radio estaba creciendo a un paso tan rápido, y el número de estaciones y servicios que reclamaban espacio de espectro era tan grande, que simplemente no era posible continuar con ese concepto de asignaciones exclusivas mundiales. Por lo tanto, en una conferencia posterior de telecomunicaciones en El Cairo en 1938, el mundo fue dividido en tres regiones geográficas. La división se basó en política y también en fundamentos técnicos. La Región I fue esencialmente Europa y África además de Rusia Asiática; la Región II fue las Américas, y la Región III fue el resto del mundo. Utilizando el concepto a regional, las frecuencias podían ser asignadas a usuarios en, por ejemplo, la Región I y luego reutilizadas sin interferencia perjudicial por otra estaciones en la Región II.

Después de El Cairo, el panorama de asignaciones se ha vuelto mucho más complicado, con diferentes niveles de interferencia perjudicial definidos en el Reglamento de Radiocomunicaciones, y con notas de pie de página para el Reglamento de Radiocomunicaciones modificando y complicando aún más el concepto regional de asignación de frecuencias.

Dividir el mundo en tres regiones para propósitos de asignación de frecuencia tendría un efecto de mucho más largo alcance sobre la IARU, como ahora veremos.

La IARU y Atlantic City, 1947

La Segunda Guerra Mundial fue responsable de otra explosión, tanto de avances tecnológicos como de un mayor uso del espectro. Esto dio como resultado la conferencia de Atlantic City de 1947. Un número de comentarios deben hacerse sobre la preparación para esta conferencia por los radioaficionados, sobre la participación en la conferencia por radioaficionados y sobre los resultados de la conferencia.

Aunque IARU fue una gran idea, había sido más bien una organización inefectiva en sus primeros 20 años de vida. La IARU no se preparó para participar, ni participó como una organización, en las conferencias de telecomunicaciones de 1932, 1938 o 1947. Había una columna mensual de noticias de IARU en QST, pero estaba dedicada en gran manera a noticias de DX y a la formación de nuevas sociedades. La IARU emitió el certificado WAC, que fue el predecesor de los diplomas de DX. Todo esto fue preparación para lo que sería, y eventualmente fue, el propósito real de la IARU.

La radioafición estuvo representada en la conferencia de Atlantic City por un número de radioaficionados de diferentes países, sobre todo de América del Norte y Europa, pero ellos no tenían un plan coordinado para lo que deseaban lograr en la conferencia y ciertamente, en 1947 y de nuevo en 1959, hubo un enorme desacuerdo entre los radioaficionados presentes en esas conferencias en cuanto a lo que ellos querían lograr y cómo hacerlo.

La radioafición tuvo éxito en Atlantic City en 1947 debido en gran parte al liderazgo y dirección proporcionados por dos representantes de la ARRL — Kenneth B. Warner (que todavía era el Secretario y Gerente General de la ARRL) y Arthur L. Budlong, Secretario Asistente de la ARRL. Budlong había servido en la Guardia Costera durante la Segunda Guerra Mundial y se había involucrado mucho en asuntos de asignación de frecuencias. Fue en gran manera su experiencia en esta área y sus numerosos contactos en el gobierno lo que hicieron posible la asignación de la nueva banda de 21 Mhz para el servicio de radioaficionados.

Región I, IARU

Ahora, de regreso al concepto regional que había sido adoptado internacionalmente para la asignación de frecuencias y el problema de la discordia entre radioaficionados en las conferencias. Un número de radioaficionados en Europa Occidental no estaban satisfechos con lo que vieron como falta de liderazgo proporcionado por la sede de IARU en Connecticut. Además, ellos sintieron que dado que la sede de la UIT estaba en Ginebra, Suiza, los radioaficionados en Europa deberían tomar el liderazgo en asuntos de IARU. A pesar de su descontento, ellos no estaban preparados para desafiar la posición de la ARRL como sociedad sede de IARU, así que en 1950 ellos formaron la organización IARU Región I y comenzaron a celebrar conferencias regulares de IARU Región I para discutir todo tipo de asuntos relacionados con la radioafición internacional en general y de la radioafición de Región I en particular.

Como punto aparte, al principio la organización IARU Región I era una entidad europea. A lo largo de la historia de la organización Región I y aún hoy en día, la participación de África ha sido mínima, a pesar del hecho que África proporciona algo así como 55 votos en la UIT.

Una nueva dirección para la IARU

Ahora llegamos a otra de esas personas que tuvieron un impacto importante sobre IARU y la organización de la radioafición internacional — Herbert Hoover, Jr., W6ZH. El Sr. Hoover fue el único presidente de la ARRL en ser electo de fuera de las filas de la Directiva de la ARRL, y fue electo por la Directiva de la ARRL en 1962. Él había tenido extensa experiencia en diversos asuntos en el extranjero y actividades gubernamentales, incluyendo una temporada como Subsecretario de Estado. Tenía muchos contactos en Washington y había mantenido un contacto estrecho con un grupo de radioaficionados preocupados en Washington que eran influyentes en un número de áreas del gobierno.

Aunque había habido una conferencia de la UIT en Ginebra en 1959, pronto se volvió de conocimiento común entre aquellos preocupados con diversos aspectos de la regulación internacional de radio que, debido a cambios en la tecnología y en el uso del espectro, otra conferencia estaba en el horizonte, y se estaba prediciendo comúnmente que ésta tendría que ocurrir para 1980. El Sr. Hoover estaba determinado que la IARU debía estar en una mejor posición para representar a la radioafición en conferencias futuras de la UIT y así, se propuso lograr dos metas.

Formación de IARU Región II

Una fue la formación de la organización IARU Región II, que se logró en 1964. La otra fue la educación de las sociedades de IARU en cuanto a sus responsabilidades de representar a la radioafición en sus países y de prepararse para conferencias de la UIT.

Como otro punto aparte, la historia temprana de IARU Región II no fue espectacular, ni en la organización ni en logros. No fue hasta que Vic Clark, W4KFC, se volvió Presidente y le dio una dirección y liderazgo positivos que la organización se volvió activa, aún como lo es hoy en día.

Fortalecimiento de las sociedades de IARU

El otro objetivo del Sr. Hoover, la educación de las sociedades de IARU, también comenzó en 1964 y continúa hoy en día. Me disculpo por ser personal, pero en 1964 fui seleccionado por el Sr. Hoover y por John Huntoon, entonces Gerente General de la ARRL, para organizar y lograr este objetivo. Comenzando en 1964, había un extenso programa de viajes a las sociedades miembros, principalmente a Europa y África pero también a otras partes del mundo. Nuestro mensaje a las sociedades era simple — la Constitución de IARU establecía ciertas responsabilidades a las sociedades de representar a la radioafición en sus países. Debido a que había otra conferencia de la UIT en el horizonte, era absolutamente necesario que cada sociedad miembro de IARU estableciera mejores relaciones con sus autoridades reguladoras y promoviera un reconocimiento positivo del valor del servicio de radioaficionados.

Bajo el liderazgo del Sr. Hoover, SRI International fue contratada para producir un estudio sobre la radioafición, un documento que demostró el valor tecnológico, sociológico y económico del servicio de radioaficionados. Cientos de copias de ese documento se imprimieron y fueron enviadas por correo o (de preferencia) entregadas personalmente a funcionarios de telecomunicaciones en todo el mundo. Fue un artículo promocional de alto poder para la radioafición y lo aprovechamos al máximo.

No solamente viajamos extensamente a sociedades miembros de IARU sino que también visitamos a administraciones extranjeras en países donde no había sociedad de IARU y tal vez ni siquiera una sociedad de radioaficionados de cualquier descripción. Esto fue particularmente cierto en África y nuestra meta fue indicar el valor del servicio de radioaficionados para países en desarrollo y tratar de obtener apoyo para el servicio de radioaficionados.

Reuniones de la UIT

Además de los viajes a sociedades miembros, nos embarcamos en un programa de asistir a cada reunión posible de la UIT. Casi cada año había algún tipo de conferencia de la UIT. Con raras excepciones, ninguna de éstas tuvo algún impacto directo sobre el servicio de radioaficionados, pero nuestra meta fue establecer al servicio de radioaficionados como un miembro responsable de la comunidad de usuarios del espectro. Comenzando en 1964 y hasta 1979, asistí a cada conferencia de la UIT de cualquier tipo. Además, en años alternos en Ginebra, la Junta Internacional de Registro de Frecuencias (IFRB) de la UIT celebró Seminarios de Gestión de Frecuencias y asistimos a cada uno de ellos. Ninguno de ellos tuvo impacto directo sobre el servicio de radioaficionados pero fue una manera de familiarizarse con personas que tienen influencia en asuntos de asignación de frecuencias en sus administraciones, personas que más tarde se convertirían en tomadores de decisiones en una conferencia de la UIT.

4U1ITU

Por otra parte, debemos mencionar la 4U1ITU, la estación en la sede de la UIT en Ginebra. En 1962, el Secretario General de la UIT era Gerry Gross, W3GG, un radioaficionados entusiasta y solidario sin igual. A la misma vez, un miembro de la IFRB era John Gayer. El Sr. Gayer tenía conexiones políticas en Colorado, y había servido en varias posiciones civiles con los militares estadounidenses en la Alemania de la post- guerra. Mientras estaba en esa posición, se interesó mucho en los aspectos de comunicación de la radioafición pero no había estado suficientemente motivado para aprender clave Morse. Él usó su influencia política para que le emitieran una licencia DL4 y luego al moverse a la UIT, utilizó la licencia DL4 para obtener indicativos HB9.

Gross y Gayer fueron ambos radioaficionados entusiastas que querían promover la radioafición en los países en desarrollo — o sea, sus motivos eran de lo mejor. Con el apoyo de Herb Hoover y John Huntoon (que persuadió al comité de concursos de la ARRL de establecer el estatus de país separado para la 4U1ITU), y con el apoyo de Bill Halligan de Hallicrafters (quien donó toda una colección de equipo de radioaficionados). la 4U1ITU se instaló en una habitación del tercer piso del edificio original de la UIT en Ginebra. Era una estación impecable, bien mantenida, y su única función era mostrar la radioafición a delegados de telecomunicaciones visitantes. Cada vez, por ejemplo, que algún delegado influyente de África aparecía, ya sea Gerry Gross o John Gayer lo llevarían a la 4U1ITU para una demostración sobre la radioafición.

El único problema fue que otros miembros del personal de la UIT se enfurecieron por lo que consideraban un tratamiento favorable hacia un servicio único, y se desarrollo cierto nivel de resentimiento hacia el servicio de radioaficionados entre el personal de la UIT.

De manera similar, cuando la IARU comenzó a aparecer regularmente en conferencias y reuniones de la UIT, la actitud negativa general fue la de “¿Qué tienen que estar haciendo los radioaficionados asistiendo a estas reuniones?” Gradualmente, sin embargo, a través de un programa positivo y planificado de reuniones no confrontativas y haciendo amigos, la percepción del servicio de radioaficionados fue cambiada y hoy en día, si la IARU no está presente en una reunión, hay una expresión de sorpresa. De igual manera, ahora tenemos muchos amigos y defensores entre el personal de la UIT.

Regresando a la 4U1UIT por un momento, aunque originalmente se estableció con el propósito de mostrar la radioafición a los visitantes a la UIT, a lo largo de los años ese concepto cambió, debido principalmente a que ya no había ningún entusiasta por la radioafición entre el personal de la UIT con suficiente rango para poder dejar su oficina en cualquier momento a fin de demostrar la4U1ITU. La estación es utilizada ahora principalmente por radio aficionados visitantes que quieren una oportunidad de operar desde un “país raro”.

Formación de IARU Región III

La Asociación IARU Región III se formó el domingo de pascua de 1968 y para ese momento, el programa de la ARRL/IARU para educar a las sociedades miembros estaba progresando bien. Continuó habiendo muchos viajes de oficiales de la IARU y diferentes miembros del personal de la ARRL/IARU.

Preparación para la CMR-79

Esto nos lleva a la siguiente etapa de la historia de la IARU, y esa es la CMR-79. En 1972, el comité de espectro del Comité Asesor de Radio Interdepartamental (IRAC), el equivalente del lado del gobierno de la FCC, formó un número de subcomités para estudiar las necesidades de espectro de diferentes servicios. Uno de esos comités, un grupo de cuatro hombres consistente de tres personas de la FCC y una de la ARRL (W3OKN, W4BW, N4FK, W1RU) abordaron las necesidades futuras del servicio de radioaficionados y de satélites de radioaficionados, basados sobre todo en datos obtenidos de los cuestionarios anuales de las sociedades miembros de IARU. Este grupo desarrolló una justificación para tres nuevas bandas de radioaficionados en 10, 18 y 24 Mhz. Esta justificación fue adoptada como parte de la posición eventual de los EEUU para la CMR-79 y también se volvió la piedra angular de la posición de la IARU. Gracias al duro trabajo y dedicación de muchas personas en muchas sociedades de IARU que salieron y vendieron la posición de la IARU, el servicio de radioaficionados tuvo mucho éxito en la CMR-79.

Restructuración de la IARU

Pero, aparte de las ganancias en espectro que tuvimos en la CMR-79, esa conferencia tuvo otro resultado. Nadie en todo el mundo negó que la mayoría si no todas las decisiones tomadas en preparación para y participación en la CMR-79 fueron decisiones correctas. El problema que fue percibido por muchas personas fue que esas decisiones operativas había sido hechas por un grupo comparativamente pequeño — los oficiales y personal en ARRL/IARU y un grupo muy pequeño y selecto en las Regiones I y III. Hubo una oleada de sentimiento que en el futuro más personas deberían estar involucradas en el proceso de toma de decisiones de la IARU. Tal vez fue simplemente que más personas querían ser parte de un equipo ganador. Comenzando con un par de reuniones preparatorias en las que participaron radioaficionados en la CMR-79, esto llevó a la reestructuración de la IARU. El primer paso fue establecer un Comité Administrativo de IARU (imitando la estructura de la UIT) y luego una reunión en Tokio en 1982 donde se produjo una Constitución de IARU completamente nueva.

Estructura actual

Base regional

Como antes indicado, la IARU está organizada en una base regional. Cada sociedad miembro es miembro no solamente de IARU como un todo sino también de la organización regional apropiada. Conferencias de la IARU son celebradas en una base regional y trienal. En 1993, la Región I celebrará su conferencia en Bélgica. En 1994, la Región III celebrará su conferencia en Singapur. En 1995, la conferencia de la Región II se celebrará en Niágara. Luego el ciclo de reuniones se repite con diferentes ubicaciones.

En las conferencias regionales, las sociedades miembros abordan los diferentes problemas comunes para la región, incluyendo temas tales como planificación de bandas, programación de concursos, preparación para conferencias de la UIT, la promoción de la radioafición en la región y así sucesivamente. En cada conferencia hay presentes no solamente miembros del Consejo Administrativo de IARU, sino también observadores de las otras dos regiones, y así, hay una cantidad considerable de coordinación inter- regional y polinización cruzada.

Cada región tiene un comité ejecutivo (en la Región III le llaman la Junta Directiva), que guía el trabajo de la región entre conferencias de acuerdo con las decisiones tomadas en la conferencia.

Cada comité ejecutivo designa a dos de sus miembros para participar en el Consejo Administrativo de IARU.

Consejo Administrativo de IARU

El Consejo Administrativo de IARU es responsable de llevar a cabo la política y gestión de la IARU. El AC de IARU consiste de nueve miembros — los tres oficiales (presidente, vicepresidente y secretario) y dos representantes de cada región. Se reúne regularmente en persona una vez al año, generalmente inmediatamente después (y en el mismo sitio) de la conferencia regional de ese año. Entre las reuniones presenciales, los miembros del AC intercambien extensa correspondencia entre ellos, generalmente por correo electrónico.

Sociedades Miembros

Es importante notar aquí el estatus de las sociedades miembros. Ellas son la base de la fortaleza de la IARU. Decisiones relacionadas con el futuro de la radioafición, no solo doméstica sino también internacionalmente, recaen sobre las sociedades miembros a través de su participación en las conferencias regionales. Con estos privilegios vienen responsabilidades, detalladas cuidadosamente en la Constitución de la IARU. El éxito de la radioafición en el escenario internacional, particularmente en lo que se relaciona a conferencias internacionales de telecomunicaciones, está influenciado directamente por la diligencia de las sociedades miembros que cumplen con esas responsabilidades.

Financiamiento

Las actividades de cada organización regional son financiadas por medio de las cuotas pagadas por las sociedades miembros de esa región, con cada región estableciendo su propio presupuesto y su propio calendario de pagos de las sociedades.

Las actividades del Consejo Administrativo son financiadas en parte por las regiones, quienes pagan los gastos de sus representantes en el AC, y en gran parte por la ARRL, quien paga los gastos administrativos y de viaje de los tres oficiales, quien proporciona el apoyo de personal para la Secretaría Internacional y quién proporciona financiamiento para un número de proyectos de la IARU.

La CMR-79 y la CMR-92 fueron ejemplos de financiamiento adicional excepcional efectuado por un número de sociedades importantes en apoyo a las conferencias. En particular, la ARRL, proporcionó financiamiento muy sustancial para esas conferencias, financiando esfuerzos que fueron fuertemente apoyados y contaron con participación de la membresía.

Hay otro tema de financiamiento que es digno de ser mencionado, y es el alcance del apoyo financiero para el número creciente de actividades autorizadas por el Consejo Administrativo necesarias para progresar con los objetivos de la IARU. En una reunión reciente, el Consejo Administrativo resolvió que cada una de las regiones contribuirá una suma equivalente al 10% de sus ingresos brutos por membresías anuales para dichos propósitos. En su resolución, el Consejo Administrativo reconoció la contribución generosa de la Secretaría Internacional, pero creyó que la carga debe ser compartida.

Objetivos de la IARU

Hagamos una ´pausa aquí por un momento y veamos las metas y objetivos de la IARU, citando directamente de la Constitución de IARU y adjuntando uno o dos ejemplos en cada caso:

2. Sus objetivos serán la protección, promoción y progreso de los servicios de radioaficionados y satélites de radioaficionados dentro del marco de regulaciones establecidas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones, y proporcionar apoyo a las sociedades miembros en la búsqueda de estos objetivos a nivel nacional, con especial referencia a lo siguiente:

  1. representación de los intereses de la radioafición en y entre conferencias y reuniones de las organizaciones internacionales de telecomunicaciones;

(Conferencias Mundiales de Radio, reuniones de CCIR, grupos internacionales de estándares, curso de administración de la radioafición, telecoms)

  1. promoción de acuerdos entre sociedades nacionales de radioaficionados en asuntos de interés común;

(Planes de banda, programación de concursos, redes de emergencia, radiofaros, sistema de monitoreo)

  1. mejora de la radioafición como medio de auto-capacitación técnica para jóvenes;

(punto de ventas en países en desarrollo, PADC, ARAC)

  1. promoción de investigaciones técnicas y científicas en el campo de la radiocomunicación;

(QST, QEX, otros periódicos sobre la radioafición, radiofaros, satélites)

  1. promoción de la radioafición como medio de proporcionar socorro en el caso de desastres naturales;

(Resolución 640, redes nacionales, curso de administración de la radioafición)

  1. fomento de buena voluntad y amistad internacional;

(un principio básico de nuestra fraternidad internacional)

  1. apoyo de las sociedades miembros en el desarrollo de la radioafición como un recurso nacional valioso, particularmente en países en desarrollo; y

(educación de nuestras sociedades miembros sobre cómo promover el servicio de radioaficionados)

  1. desarrollo de la radioafición en aquellos países no representados por sociedades miembros.

(programa continuo, particularmente en la Región I, de Promoción de la Radioafición en Países en Desarrollo, PADC)

Qué sobre el futuro

En años recientes, la UIT ha llegado a realizar que podría no estar estructurada adecuadamente para hacerle frente a eventos rápidamente cambiantes en el campo de las telecomunicaciones, así que ha pasado por una reestructuración importante.

Como consecuencia, para asegurarse que la IARU estará equipada adecuadamente para hacerle frente a esta reestructuración, nombré un comité de reestructuración de IARU, consistente del Vicepresidente Owen, el Secretario Price y el Presidente de la Región III Rankin. El informe de ese comité, que no recomienda ningún cambio drástico en la estructura actual de la IARU, ha sido aceptado por el Consejo Administrativo. Sin embargo, estamos trabajando en formas de hacer nuestra operación administrativa más reactiva y efectiva.

Una consecuencia de la reestructuración de la UIT es que habrá una serie constante de Conferencias Mundiales de Radio, talvez una cada dos años, en vez de las conferencias mundiales administrativas de radio menos frecuentes pero más extensas del pasado. Además, habrá una cantidad de otras reuniones internacionales, y he nombrado un comité consistente del Sr. Owen, Pedro Seidemann de Región II y el Sr. Rankin para revisar este panorama de reuniones y ayudarnos a decidir el alcance de la participación de la IARU.

Un área por la que estado preocupado por muchos años es la obtención de apoyo para el servicio de radioaficionados en los países en desarrollo. Ciertamente, como ya mencionado, IARU Región I tiene un comité dedicado especialmente al problema. Parte de la reciente reestructuración de la UIT ha creado el BDT — el Buró de Desarrollo de las Telecomunicaciones. Es simplemente posible que la participación de IARU en el trabajo del BDT pueda ser útil para generar apoyo para el servicio de radioaficionados en áreas tales como África, y para investigar esta posibilidad he nombrado un comité consistente del Sr. Price, el Sr. Wojciech Nietykzsa (SP5FM) y el Sr. Fred Johnson, ZL2AMJ. Este es un tema que será discutido completamente en la siguiente reunión del Consejo Administrativo en Bélgica en septiembre.

En conclusión

Esta ha sido una mirada relativamente rápida a la historia de la IARU, a cómo está organizada actualmente, y a qué está tratando de lograr. Muchos cambios están ocurriendo en el escenario internacional de regulaciones de radio, y bien podría ser que la IARU tenga que hacer algunos ajustes adicionales en su estructura. Sin embargo, cualquier cambio propuesto será discutido primeramente a todos los niveles de la organización administrativa de IARU, y puede hacerse solamente con la aprobación de las sociedades miembros.

Permítanme terminar diciendo que desde el momento de su creación hasta el presente, el apoyo a la IARU por la directiva de la ARRL ha sido reconocido plenamente por todos aquellos involucrados. Su apoyo ha engendrado una gran cantidad de buena voluntad internacional, y ha posibilitado el éxito de la IARU.

Imprime esta página Actualizado febrero 29, 2020

Los materiales en esta página web pueden estar sujetos a derechos de autor.