Caracas, diciembre de 2018

Para las Sociedades Miembro de la IARU-R2, sus Comités Directivos, sus socios y a todos los radioaficionados de la Región 2

Queridos amigos:

En los postreros días de este año me es muy grato dirigirme a ustedes en la oportunidad de comentarles sobre lo que a mi juicio son relevantes eventos que afectan el servicio de Radio Aficionados.

Quienes seguimos de cerca lo que ocurre—sea por nuestra actividad en las bandas, la lectura de revistas, el contacto con otros radioaficionados en las convenciones nacionales o regionales y en las reuniones en nuestros radios clubes, así como al navegar en la web—no podemos dejar de maravillarnos ante los progresos tecnológicos que se generan en el servicio mismo o que adoptamos de otros servicios, adaptándolos a nuestras necesidades. Para nombrar solo dos, el uso de radios definidos por software SDR, y el modelaje de antenas y filtros en RF y Audio usando computadores personales, ya son funciones comunes que no causan sorpresas enriqueciendo enormemente nuestra capacidad de comunicarnos, aun en estos tiempos de mínima actividad solar.

Un ejemplo es el endoso del diploma “Worked all Continents”, solicitado por LX1DB en las bandas 5,6 GHz y 10 GHz, gesta que hasta hace poco se consideraba imposible.

Contrario a lo que algunos piensan, el estado de la radio afición sigue siendo saludable, observamos un pequeño incremento en el número de licencias en muchos países del mundo y en nuestra región, la mayoría de las sociedades miembro se encuentran activas y las relaciones con las autoridades en general son buenas. Nuestra actividad en ocasiones de emergencia es reconocida en el ámbito local, regional e internacional por gobiernos y organismos internacionales. Un ejemplo es la colaboración entre los países de América Central y más recientemente del Caribe para el proyecto de Winlink 2000 apoyado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

La irrupción del modo FT8 ha constituido una revolución, permitiendo a aquellas personas que no tienen grandes instalaciones por limitaciones legales de espacio, comunicarse con el mundo entero con baja potencia y antenas rudimentarias. En mi experiencia, la facilidad de su uso lo hace casi adictivo.

Cada año aumenta el número de participantes en los grandes concursos internacionales en SSB como CW y digitales.

El Log of The World de la ARRL y otros medios similares han facilitado enormemente la confirmación de los contactos, tanto para la solicitud de diplomas como para mantener una base de datos segura para respaldar nuestras bitácoras en las computadoras personales a un costo significativamente inferior que el de los servicios postales. Es por ello que el Comité de Administración de IARU sugiere a sus Sociedades Miembro el uso de confirmación electrónica para las solicitudes de diplomas. Sin embargo, el envío y solicitud de tarjetas de QSL continúa en aumento, ya no tanto para requerir diplomas, pero sí para nuestras propias colecciones.

Este año se celebró en Alemania la competición “World Radio Sport Championship” con significativa participación de equipos de la Región 2. Siete de Estados Unidos más los antiguos campeones y tres por invitación o patrocinadores para un total de trece equipos, dos de Canadá más uno por invitación, uno de Brasil y uno de Argentina, además por invitación uno de Venezuela, y uno de Chile, este último representando las nuevas generaciones. Quiero remarcar que el WRTC tiene lugar cada cuatro años en el marco de nuestro concurso de IARU. La próxima competición ha sido fijada para el 2022 en Italia.

Dos eventos importantes tendrán lugar en el último trimestre de este año, primero nuestra asamblea trienal en Lima, Perú para la cual todas las Sociedades Miembro están invitadas a participar, enviando delegados, aportando documentos y si lo desean, presentando candidatos al Comité Ejecutivo que será electo en la asamblea.

El otro evento es la Conferencia Mundial de Radio que tendrá lugar en Egipto, en la que se revisará el uso del espectro radio eléctrico, donde debemos defender las asignaciones actuales y lograr la armonización entre las regiones. Es la meta para la cual IARU se prepara intensamente y donde el trabajo de las Sociedades Miembro para lograr el apoyo de sus administraciones es esencial.

Aprovecho esta ocasión para expresarles, en representación de los miembros del Comité Ejecutivo de la Unión Internacional de Radio Aficionados – Región 2 que me honro en presidir y en el mío propio— mi más ferviente deseo porque pasen una Feliz Navidad y un próspero y venturoso año nuevo.

Reinaldo Leandro, YV5AM