A las Sociedades Miembros de IARU

En su reunión de septiembre de 2018 en Seúl, el Consejo Administrativo de IARU discutió el pasado, presente y futuro del sistema de buró de QSLs de IARU.

El intercambio de tarjetas QSLs por los radioaficionados es una práctica casi tan antigua como la radioafición misma. Comenzó como reportes de recepción a distancia en tarjetas postales en una época cuando los contactos de dos vías en distancias significativas eran relativamente raros y los reportes eran apreciados como la mejor evidencia del rango de la estación transmisora. Esto se volvió un gesto social – “Una QSL es la cortesía final de un QSO” – así como también una forma de documentar logros.

Los burós de QSLs de IARU – un tipo de centros de coordinación a nivel nacional de tarjetas enviadas en bloque de un país a otro – aparecieron inicialmente porque las direcciones de las estaciones individuales no estaban disponibles ampliamente (en parte porque los aficionados en algunos países operaban sin licencia) y el franqueo internacional para tarjetas individuales era relativamente caro. Por muchos años, el sistema de buró de QSLs fue confiable, barato y casi universal par países con más de un puñado de radioaficionados.

En los últimos años, varios desarrollos han tenido su impacto en el sistema de buró de QSLs:

  • Las QSLs generadas por computadora han inundado el sistema con tarjetas que no son deseadas por los destinatarios esperados.
  • Los radioaficionados tienen más conciencia ambiental y lamentan el alto volumen de tarjetas no entregables y no deseadas.
  • Los sistemas electrónicos de confirmación, incluyendo pero no limitándose a Logbook of The World (LoTW) de la ARRL, han reducido la necesidad de recolectar tarjetas para ganar premios o diplomas.
  • Los aficionados más nuevos y jóvenes no están tan apegados a la tradición de intercambio de tarjetas QSLs como sus colegas de mayor edad.
  • El costo de enviar paquetes de tarjetas QSLs internacionalmente ha aumentado dramáticamente.
  • Las “Expediciones de DX” estilo vacaciones y las operaciones de concursos por visitantes han recargado a los burós más pequeños con tarjetas que no pueden ser entregadas localmente, provocando que algunos cesen sus operaciones totalmente.
  • Las presiones presupuestarias están forzando a las sociedades miembros a reevaluar sus prioridades, especialmente en países con poblaciones de radioaficionados a la baja.
  • A algunas sociedades miembros se les hace cada vez más difícil reclutar voluntarios o pagar personal o contratistas para operar sus burós de QSLs.

La política sobre burós de QSLs del Consejo Administrativo está establecida en la Resolución 85-9, adoptada inicialmente en 1985 y revisada más recientemente en 2009. En 2016, el Consejo Administrativo solicitó la opinión de las sociedades miembros sobre la posible eliminación de la Resolución 85-9. Con excepción de la Conferencia de IARU Región 2 ese año, que expresó apoyo a la resolución a la vez que también avalaba las confirmaciones electrónicas, hubo muy poca respuesta.

En Seúl, el Consejo Administrativo concluyó que la Resolución 85-9 debe ser reemplazada con una nueva Resolución 18-1 que refleja mejor la situación actual. Dado que esto representa un cambio significativo en política, está siendo comunicada a las sociedades miembros con anterioridad a la fecha de entrada en vigencia que es el 1° de enero de 2019.

Se invita a las sociedades miembros a dirigir cualquier pregunta o preocupación concerniente a este cambio al Secretario de IARU, David Sumner, K1ZZ: secretary@iaru.org. Cualquier preocupación manifestada será abordada por el Consejo Administrativo antes de la fecha de entrada en vigencia.


RESOLUCIÓN 85-9

(Revisada 2009)

(A SER ELIMINADA A PARTIR DEL 1° DE ENERO DE 2019)

relacionada con los burós de QSLs

El Consejo Administrativo, Auckland, noviembre de 1985,

  • reconociendo que el intercambio de tarjetas QSLs es una “cortesía final” en una comunicación de radioaficionados,
  • reconociendo que el costo de intercambiar tarjetas entre estaciones individuales de aficionados es prohibitivo en la mayoría de casos, a menos que haya un sistema de buró internacional eficiente en operación,
  • reconociendo que un radioaficionado que envía una tarjeta por medio del buró no tiene manera de saber si el radioaficionado destinatario es miembro de su sociedad nacional de IARU, y
  • reconociendo que la mayoría de sociedades miembros de IARU operan sistemas de buró entrante que están disponibles para miembros y no miembros por igual, pero que algunas son incapaces, por razones buenas y suficientes, de proporcionar servicio a no miembros aún si los gastos de hacerlo son reembolsados completamente,
  • resuelve recomendar encarecidamente a los sociedades miembros, en la medida de lo posible, a proporcionar servicio de buró de QSLs entrantes a no miembros dentro de su territorio de operación, si dichos no miembros aceptan pagar el costo completo de este servicio y, si todavía no están haciéndolo, a explorar medios y métodos apropiados para entregar las tarjetas de QSL a no miembros; y
  • resuelve adicionalmente que las sociedades miembros no enviarán tarjetas de QSL a burós operados por no miembros de IARU si hay una sociedad miembro de IARU en el país en cuestión que entrega tarjetas a no miembros que acepten pagar el costo completo de este servicio.

RESOLUCIÓN 18-1

(VIGENTE A PARTIR DEL 1° DE ENERO DE 2019)

relacionada con métodos de confirmación (QSLs) de contactos por radio (QSOs)

El Consejo Administrativo de IARU, Seúl, septiembre de 2018,

  • reconociendo que muchos radioaficionados desean recibir confirmaciones de contactos por radio (QSOs) que hacen con otros aficionados, ya sea en la forma de tarjetas físicas de QSL o por medios electrónicos,
  • reconociendo que el costo de intercambiar tarjetas QSLs entre estaciones individuales de aficionados en diferentes países puede ser prohibitivo a menos que haya un medio eficiente de intercambio en bloque en operación, como ha sido el caso por décadas gracias al sistema de buró de tarjetas QSLs de IARU,
  • reconociendo que ahora existen sistemas para intercambiar confirmaciones electrónicas que son mucho más rápidos y menos caros que el intercambio de tarjetas QSLs y por lo tanto, cuya popularidad está creciendo como métodos adicionales o alternos de confirmación,
  • reconociendo que un radioaficionado que desea enviar una tarjeta por medio del buró de QSLs de IARU usualmente no tiene manera de saber si el radioaficionado a quien la tarjeta está dirigida es miembro de su sociedad nacional miembro de IARU y a menudo no sabe si el otro aficionado desea recibir tarjetas por medio del buró,
  • reconociendo que la mayoría de sociedades miembros de IARU operan sistemas de buró entrante que están disponibles a miembros y no miembros por igual, pero que algunas no son capaces, por razones buenas y suficientes, de proporcionar servicio a no miembros aún si los gastos de hacerlo les son reembolsados completamente,
  • reconociendo que muchas tarjetas de QSL que ingresan al sistema de buró no son deseadas por sus destinatarios esperados y pueden no ser entregables, ya sea por ésta o por alguna otra razón, y
  • conscientes de la importancia de evitar el impacto ambiental innecesario de tarjetas de QSL que son impresas, transportadas y finalmente descartadas sin ser entregadas,
  • resuelve recomendar a las sociedades miembros que continúen ofreciendo el servicio de buró de QSLs en sus países, intercambiando tarjetas con los burós de otras sociedades miembros mientras eso sea económicamente justificable, y
  • resuelve adicionalmente recomendar a los radioaficionados que adopten prácticas de confirmación, incluyendo pero no limitándose al uso de sistemas electrónicos de confirmación que reducen el volumen de tarjetas de QSL no deseadas y no entregables que están siendo introducidas dentro del sistema de buró.